Cámara de Estudio

Soy Roberto, nací en Astorga en 1976, fotógrafo de profesión, pertenezco a la cuarta generación de Prieto Fotógrafos, me considero un privilegiado, pues sin salir de casa he tenido a mi alcance los elementos y medios necesarios para conocer y practicar la fotografía desde sus comienzos.

Nuestro Primer Estudio constaba de una amplia galería de ventanales, así como un techo de vidriera, para poder aprovechar la luz diurna.

En el estudio había muchos cachivaches: cortinajes, decorados y algún que otro uniforme militar, pero quizás lo más curioso el apoya cabezas y valga la redundancia, para sujetar al sujeto, puesto que las exposiciones que requerían las primeras placas eran excesivamente lentas.

Como es lógico, esta galería se comunicaba directamente con el laboratorio, puesto que en un principio se utilizaban placas húmedas que era necesario manipular antes y después de su uso.

La joya de la galería por supuesto ocupaba el centro, era la cámara de madera de gran formato desde 4,5 cm hasta 18x24 cm de negativo.

En su origen utilizó placas de cristal y hoy, después de más de un siglo goza de un perfecto estado de salud, ocupando un lugar privilegiado en nuestro estudio de Astorga